lunes, 14 de mayo de 2012

Remodelacion Pza Pilar-Murallas Romanas



El alcade Belloch ha indicado la posibilidad de remodelar la plaza del Pilar y el entorno de las Murallas Romanas con ocasión del paso del tranvía por este lugar. No cabe duda que el próposito de peatonalizar este entorno es más que saludable y prolongar este espacio peatonal hasta el mismo mercado central daría muchos puntos a una ciudad saludable. De todos los modos en esta propuesta va incluida la desaparición de la fuente de la Hispanidad, el traslado de la estatua de Cesar Augusto y la demolición de los arcos simbólicos que se encuentran junto a esta escultura.

Debo decir que la “cultura del derribo” no me gusta nada y más todavía cuando el resultado no ofrece soluciones mejores. La plaza del Pilar ya adolece de cierta unidad por lo desproporcinado de sus medidas, el derribar la fuente haría desaparecer el concepto de plaza para convertirlo en una gran avenida peatonal, además resulta ser una fuente singular que llama la atención de propios y extraños . El traslado de la estatua de Cesar Augusto al final de la calle Alfonso junto a la plaza del Pilar resulta una propuesta extraña por su mala configuración ya que quedaría “deslocalizada” a la vez que taparía la perspectiva de la fachada del Pilar con la escultura de Pablo Serrano incluida, además el lugar que ocupa actualmente resulta de lo más idóneo. El derribo de los arcos simbólicos de las cuatro culturas no me parece adecuado porque no resuelve nada y lo que dije del derribo lo reafirmo en la medida de que no hay que “destruir por destruir”. Por lo tanto que todo quede como está y que solo desaparezca el tráfico rodado convirtiendo todo este espacio en un amplio corredor donde todos podamos pasear tranquilos y disfrutando de los muchos y ricos elementos culturales que hay.

3 comentarios:

ZAGRÍ dijo...

Además de lo dicho, añadir dos cosas.
Una, la falta de respeto hacia la creación artística del arquitecto que proyectó (ganando un concurso de ideas) la urbanización de la plaza de Lanuza, en el que destacaba la construcción de cuatro vanos, tres adintelados y uno en forma de arco, para representar las 4 culturas que han pasado por la ciudad.
La otra se refiere a la pretensión de llamar a la parada del tranvía plaza del Pilar/Puerta de Toledo. Los nombres de las paradas han de ser cortos y perfectamente identificables con el lugar. Cualquier zaragozano sabe que las murallas no son la plaza del Pilar, aunque pille cerca. Y el lugar, además de murallas, tiene otros nombres de primer orden en la toponimia urbana: Predicadores, Zuda, Lanuza... La Puerta de Toledo, evidentemente debe reflejarse en ese lugar una vez remodelado. Pero también la Puerta de Alcalá, o más exactamente puerta Beikala (http://sites.google.com/site/zagralandalus/saraqusta).
Zagrí

Epicuro dijo...

De acuerdo totalmente

LUGAR DE PAZ - dijo...

tenemos lo nuestro es maravilloso conocer lugares de zaragoza para maravillas a los demas