miércoles, 7 de diciembre de 2016


 Zaragoza funciona mal 


He denunciado en ciertas ocasiones la cantidad de porquería que hay en nuestro Casco Histórico , pintadas en las fachadas,  cantidad de pegatinas que tapan las señales de tráfico, la cantidad de “meadas” depositadas por los perros que pasean por nuestras calles peatonales, las basuras depositadas en los contenedores selectivos, etc. También quiero recordar que hace tiempo dije que el cableado en las fachadas de los edificios del Casco Histórico estaban prohibidas, y el ayuntamiento lo sabe y es consciente de que se sigue cableando, y ,a pesar de todo, se sigue cableando con el nefasto impacto visual que produce. Se habla de grandes proyectos sociales,  de ayuda a familias en riesgo de exclusión, construcción de pisos de alquileres sociales, etc, etc. No cabe duda de que todos tienen derecho a un lugar digno para vivir, todos deben tener lo mínimo necesario para una manutención saludable, etc.  Pero el descontrol de estos recursos hacen que los programas sean poco creíbles.  La defensa a ultranza de las mascotas  nos lleva a situaciones paradójicas que esos defensores en ningún momento denuncian. Que se vistan a los perros y que se les lleve en brazos como a un bebe o se les lleve en silla de ruedas roza con lo antinatural. Sin embargo hablar de estas cosas hoy día es políticamente incorrecto.

Resulta paradógico que se pretenda gestionar el tema de los refugiados por parte del Ayuntamiento , siendo una  competencia de la DGA, cuando lo más elemental delo cotidiano de la ciudad no se hace bien. Parece que la gestión municipal se ha convertido en una propuesta política más que un hacer la cosas bien de la ciudad. Resulta también sorprendente que anuncios  promoviendo la compra en el pequeño comercio se hagan bilingües: castellano y aragonés, cuando en Zaragoza nunca se ha hablado dicha lengua. Los despropósitos van encadenados y la frustración crece ya que esperábamos un verdadero cambio, un cambio a mejor,  en nuestra ciudad.

Mucho se habló de los sueldos, pues bien nuestro concejal Cubero ahora dice que hay que subirlos  también a los políticos porque el trabajo debe tener su compensación. Los concejales de ZEC  dijeron que cobrarían tres veces el salario mínimo, pero la realidad es que siguen cobrando lo mismo que los demás aunque digan que lo dan a ONGs. Realmente si eso es así deberían devolverlo a la Caja Municipal y que fuera el pleno quien decidiera a donde va a parar ese dinero. En cualquier caso no hay justicia si no hay equidad y los sueldos municipales son los mas altos de todos los trabajadores de nuestra ciudad junto con los de la DPZ. Si hay solidaridad ese plus debería ir a compensar a los que menos tienen.

Este tipo de cosas hace que la credibilidad sea cada vez menor ya que cuando interesa se usan unos argumentos y sus contrarios en otras ocasiones. Esto no es de recibo. Lo bueno es que hagan lo que quieran pero que no vengan diciendo que son la VERDAD y la HONRADEZ porque eso ya nos suena a tomadura de pelo.

1 comentario:

Fernando Oroquieta dijo...

Hola Jesús, sólo decirte que este "post" es perfecto para polemizar. Un abrazo